• ADVIENTO MISIONERO


    Recursos para vivir el Adviento en clave misionera
  • SEMBRADORES DE ESTRELLAS


    Sé misionero y anuncia que Jesús nace para todos
  • SUSCRÍBETE A GESTO


    ¡Hagamos de los niños de hoy personas que quieran amar!
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes
  • DONATIVOS MIONEROS DE CANTABRIA


    Haz tu donativo

25 jun. 2014

UN TESTIMONIO

1. ¿QUIEN SOY YO?
Me llamo Blas Kanda. Soy un sacerdote congoleño (República Democrática del Congo). Me ordené hace casi 18 años en la diócesis de Mbuji-Mayi (en el centro del país) Como sacerdote he trabajado 7 años en mi diócesis como vicario parroquial, párroco y como formador en el Seminario Mayor de mi provincia eclesiástica. Luego he pasado casi 7 otros años en Kinshasa (la capital) estudiando en la Universidad Católica y trabajando en la casa diocesana que tenemos en esta ciudad. Ahora llevo tres años en España trabajando como miembro del equipo pastoral en 9 pueblos de Cantabria ( Villafufre, Escobedo, Las Barcenas, Rasillo, San Martin de Villafufre, Santiurde de Toranzo, San Vicente de Toranzo, Sandonana  y Villasevil) en la diócesis de Santander. He terminado mi etapa de 3 anos en España y al final de este mes de junio me marcho para mi país.
2. ¿POR QUE VINE A ESPANA?
 Vine aquí para ver y aprender de vosotros que nos habéis enseñado a Jesucristo.  En efecto, el 80 %  de la población congoleña es cristiano con casi 50 % de católicos. En el Congo, todavía hay mucha fe, la gente va a misa, canta y baila. Las Iglesias están llenas. El domingo tenemos en las parroquias tres o cuatro misas llenas de creyentes. Pero nos preocupa mucho la situación de la crisis de la fe en Europa. Siempre nos estamos diciendo que lo que ocurre aquí llegará un día en nuestras tierras. Así que yo he venido para ver y proponer algo para el futuro de la fe cristiana en  mi país. 
3. ¿POR QUE OS ESCRIBO? 
Os escribo estas líneas para testimoniar que soy uno de los frutos de lo que hacéis para las misiones. Y que sin la ayuda de Obras Misionales Pontificias sería imposible que las Iglesias y sobre todo los seminarios de los países menos desarrollados pudieran funcionar. Es cierto que la Iglesia congoleña se está responsabilizando cada vez más pero nuestros seminarios funcionan casi al 100% con la ayuda de Obras Misionales Pontificias. Os pido que sigáis apoyando a Obras Misionales Pontificias pues sin esta ayuda no sé lo que  seria las Iglesias de las misiones.  Viviendo aquí con vosotros durante estos tres años algo me ha llamado la atención: pensaba que aquí atan los perros con longanizas.  Lo que es totalmente falso. Europa tiene también su Cuarto Mundo. Los que nos ayudan no son tan ricos. Se sacrifican por nosotros. España estando en crisis sigue apoyando a las OPM.  Ahora valoro más vuestra generosidad. 
4. UNA ANÉCDOTA PARA POSTRE 
“Un anciano muy pobre se dedicada a sembrar árboles de mango. Alguien le dijo: ¿Como a su edad se dedica a plantar mangos? ¡Por seguro no vivirá lo suficiente para consumir sus frutos! El anciano respondió apaciblemente: Toda mi vida he comido mangos de árboles sembrados por otros. ¡ Que los míos den frutos para quienes me sobrevivan”. Para mí este anciano representa a todos vosotros que sigáis ayudando con vuestras oraciones y con vuestro dinero a las misiones. No tenéis  la mentalidad del asalariado. Sabéis el valor universal y eterno  del bien. Sabéis que “la alegría de hacer bien está en sembrar, no en recoger”. Para vosotros, lo que importa del árbol es la semilla y no el fruto.   Así que seguís sembrando árboles, dando sin calcular, a ciegas,  sin conocer a los beneficiaros de vuestra generosidad,  convencidos que no faltará gente para disfrutar de los frutos de vuestra oración, de vuestro  labor, de vuestro  amor, de vuestro sudor. Cada año pidáis y dais vuestro dinero por las misiones,   por las vocaciones. Pero os aseguro ahora que estáis leyendo el testimonio de uno de los frutos que vuestra oración y vuestra generosidad han dado en la lejana África, donde vengo.  Tenéis  que seguir adelante. El mundo y la Iglesia os necesitan.   “Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol” (Martin Luther King)


CONTACTA CON NOSOTROS



C/ Florida nº 3
39001 Santander

Teléfono: 942 22 53 19
Móvil/Whatsapp: 607 41 21 40
Email: santander@omp.es



Si desea realizar un donativo para los misioneros cántabros que están en los distintos continentes puede hacerlo en el siguiente número de cuenta:

BANCO SANTANDER: ES61 0049 6742 5321 1632 2385

Si lo desea puede solicitar recibo para desgravar en la Renta antes de que finalice el año.