• "Voluntarios Domund 2017"


    Voluntarios para jornada Domund
  • "Domund 2017"


    Actividades en la Diócesis de Santander
  • "Se valiente, la misión te espera"


    Descarga todos los materiales para celebrar el Domund 2017
  • Presentación Domund 2017


    "El valor de ser misioneros" Anastasio Gil, Director de OMP España
  • Mensaje del Papa para el Domund 2017


    "La Misión en el corazón de la fe cristiana"
  • Reflexión Pastoral Domund 2017


    "Cuestión de valentía", Javier Carlos Gómez Director Diocesano de OMP Valladolid
  • ¿Qué es el Domund?


    La jornada en que, de un modo especial, la Iglesia reza por los misioneros y colabora con ellos
  • ¿A quién ayuda el Domund?


    Los donativos hacen posible la labor evangelizadora de la Iglesia en los territorios de misión
  • ¿Qué son los territorios de misión


    Conoce a fondo las misiones con el mapa en que se muestra dónde están los misioneros y la ayuda enviada por OMP España
  • DONATIVOS MIONEROS DE CANTABRIA


    Haz tu donativo

7 nov. 2013

DONDE ESTA JESÚS HAY HUMILDAD, HAY LUZ


Francisco aboga por "la luz de Jesús" frente a la "luz artificial" del mundo
"Donde está Jesús hay humildad, mansedumbre y amor"
"La luz de Jesús es una luz mansa, es una luz tranquila, es una luz de paz"
Siempre donde está Jesús hay humildad, mansedumbre y amor". Es lo que ha afirmado el Papa Francisco en la Misa de esta mañana en la Casa Santa Marta. El Papa ha destacado la distinción entre la "luz tranquila de Jesús que habla a nuestro corazón" y la luz del mundo, "una luz artificial" que nos hace soberbios y orgullosos.



La identidad cristiana es "una identidad de la luz no de las tinieblas". El Papa Francisco ha desarrollado su homilía partiendo de las palabras que San Pablo dirige a los primeros discípulos de Jesús: "Vosotros hermanos no sois de las tinieblas, sois hijos de la Luz". Esta luz, observó el Papa, "no fue querida por el mundo". Pero Jesús ha venido para salvarnos del pecado "su Luz nos salva de las tinieblas". Por otro lado, añadió, hoy "se puede pensar que haya la posibilidad" de tener luz "con tantas cosas científicas y tantas cosas de la humanidad":

"Se puede conocer todo, se puede tener ciencia de todo y esta luz sobre las cosas. Pero la luz de Jesús es otra cosa. No es la luz de la ignorancia ¡no! Es una luz de sabiduría pero no tiene nada que ver con la luz del mundo. La luz que nos ofrece el mundo es una luz artificial, quizás fuerte -más fuerte es la de Jesús, ¡eh!- fuerte como fuegos artificiales, como un flash fotográfico. Sin embargo, la luz de Jesús es una luz mansa, es una luz tranquila, es una luz de paz, es como la luz en la noche de Navidad: sin pretensiones".

Sin embargo, advirtió, "es verdad que el diablo muchas veces se aparece como un ángel de luz: le gusta imitar a Jesús y se hace bueno, nos habla tranquilamente, como habló a Jesús después del ayuno en el desierto". Esta es la razón por la que debemos pedir al Señor "la sabiduría del discernimiento para conocer cuando es Jesús el que nos da la luz y cuando es el demonio, disfrazado de ángel de luz".

"Todos los que creen vivir en la luz y están en las tinieblas, pero no se dan cuenta. ¿Cómo es la luz que nos ofrece Jesús? La luz de Jesús podemos conocerla, porque es una luz humilde, no es una luz que se impone: es humilde. Es una luz mansa, con la fortaleza de la mansedumbre. Es una luz que nos habla al corazón y es una luz que te ofrece la Cruz. Si en nuestra luz interior somos hombres mansos, escuchamos la voz de Jesús en el corazón y miramos sin miedo la Cruz: esta es la luz de Jesús".

Pero si viene una luz que te "hace orgulloso", advirtió, una luz que "te lleva a mirar al otro desde arriba", a despreciar a los demás, "a la soberbia, esta no es la luz de Jesús: es la luz del diablo disfrazado de Jesús, de ángel de luz". El Papa, indicó así el modo para distinguir la luz verdadera de la falsa: "Siempre donde está Jesús hay humildad, mansedumbre, amor y cruz". Nunca, añadió, encontraremos a un Jesús que no se humilde, manso, sin amor y sin Cruz". Debemos ir detrás de Él, "sin miedo", seguir su luz porque la luz de Jesús "es bella y nos hace mucho bien". En el Evangelio de hoy, concluyó, Jesús aplasta al demonio y la gente tiene miedo frente a una palabra que aplasta a los espíritus impuros:

CONTACTA CON NOSOTROS



C/ Florida nº 3
39001 Santander

Teléfono: 942 22 53 19
Móvil/Whatsapp: 607 41 21 40
Email: santander@omp.es



Si desea realizar un donativo para los misioneros cántabros que están en los distintos continentes puede hacerlo en el siguiente número de cuenta:

BANCO SANTANDER: ES61 0049 6742 5321 1632 2385

Si lo desea puede solicitar recibo para desgravar en la Renta antes de que finalice el año.