• ADVIENTO MISIONERO


    Recursos para vivir el Adviento en clave misionera
  • SEMBRADORES DE ESTRELLAS


    Sé misionero y anuncia que Jesús nace para todos
  • SUSCRÍBETE A GESTO


    ¡Hagamos de los niños de hoy personas que quieran amar!
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes
  • DONATIVOS MIONEROS DE CANTABRIA


    Haz tu donativo

17 mar. 2017

TESTIMONIO MISIONERO. ASIA MARTIRIAL POR VICENTE GUTIERREZ.

Hoy el misionero Vicente Gutiérrez misionero del IEME de la diócesis de Santander en Tailandia nos va a acercar a la realidad de los mártires en en Asia ayudado por los misioneros del IEME Fermín Riaño y Miguel Ángel Aragón. Este es su testimonio:


A Oriente se le desconoce más de lo que se conoce ya que, por desgracia, muchas veces son meros tópicos que nos llegan de segundas o por unas vacaciones “exóticas”. Una de las cosas que la mayoría de la gente no sabe es que estas tierras han sido (y son) regadas por la sangre de miles de testigos de la fe. Prueba de ello lo tenemos estos pasados meses donde la Iglesia ha reconocido el valor y la entrega por el Evangelio de los mártires de Laos y el mártir de Japón conocido como “el Samurai de Cristo”.


Los 17 mártires de Laos fueron beatificados en la catedral de Vientiane (la capital) el pasado 11 de Diciembre. Este grupo formado por sacerdotes y catequistas, locales y extranjeros, sufrieron el martirio entre 1954 y 1970, una vez finalizada la Guerra de Indochina donde las antiguas colonias francesas pertenecientes a esta región lucharon por su independencia. El espíritu comunista que guió este proceso, y que ha llegado hasta nuestros días, vio necesario acabar con cualquier forma de religión, y más si era vista como extranjera, como fue el caso del cristianismo. Así que se realizó una purga a ambos lados del Mekong (también recordamos a los mártires de Tailandia) para borrar toda huella “colonialista” cristiana. Así es como terminaron con la vida de 6 oblatos (1 italiano y 5 franceses), 5 misioneros del Instituto de Misiones Extranjeras de París (MEP), 5 seglares laosianos (catequistas y líderes de comunidad) y un sacerdote laosiano, el P. Joseph Thien, considerado el primer mártir de Laos. El P. Joseph Thien fue detenido en 1953 y llevado al campo de prisioneros de Talang. Al no conseguir que abandonara el sacerdocio y se casara, el 2 de Junio de 1954 fue condenado a muerte y fusilado. Tenía 36 años. Aun sabiendo el peligro que corría dijo: “Yo me quedo con mi pueblo. Estoy dispuesto a dar la vida por mis hermanos laosianos”.   


La celebración de beatificación de los mártires de Laos tuvo especial relevancia para la Iglesia en este país, donde permanece bajo un régimen comunista y donde los católicos representan apenas un 1%. Por eso, el permiso especial otorgado por el gobierno para que se celebrara esta beatificación, puede leerse más allá un acontecimiento de iglesia local. También hay que destacar el apoyo que recibieron los católicos laosianos de sus hermanos más cercanos, asistiendo representación de Camboya, Tailandia y Vietnam.


El otro testimonio de fe nos viene de un lugar y una época distinta. Me refiero al mártir japonés Justo Takayama Ukon (1552 – 1615). Recibe el bautismo, junto con su padre Darío, cuando tenía 12 años. Tras un periodo de unificación del país que terminaría con la estructura feudal, hasta entonces dominante, en 1587 se publica un edicto de prohibición del cristianismo. Esto llevó a la destrucción de las iglesias de Kyoto y Osaka y a obligar a los cristianos japoneses a renunciar a su fe. Ukon no aceptó, por lo que perdió sus propiedades que, como daimio, eran muchas. Como su influencia era grande, fue expulsado a Filipinas en 1614 junto a otros 300 cristianos. Ukon cayó enfermo y murió en Manila el 3 de Febrero de 1615, a los 40 días de su llegada. Tuvo un funeral a nivel nacional (en Filipinas) y fue enterrado en Manila. El “samurái de Cristo”, como se le conoce, supone elegir acertadamente a su Señor, y aprendió de Él a renunciar a toda riqueza y poder que no salva. Le ceremonia de beatificación tuvo lugar en Osaka y fue presidida por el card. Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos. Fue el pasado 7 de Febrero, el día siguiente de la celebración de S. Pablo Miki y compañeros mártires, a los que a Ukon no sólo le une la época y el lugar, sino también una experiencia de fe con varios puntos en común.

Agradecer la colaboración de mis compañeros del IEME: Fermín Riaño (Tailandia) y Miguel Ángel Aragón (Japón).  

Para más información:Mártires de Laos: http://postulacionomies.weebly.com/maacutertires-laos.html Ceremonia de Beatificación de Justo Takayama Ukon: https://www.youtube.com/watch?v=d96PSEkMqHo

CONTACTA CON NOSOTROS



C/ Florida nº 3
39001 Santander

Teléfono: 942 22 53 19
Móvil/Whatsapp: 607 41 21 40
Email: santander@omp.es



Si desea realizar un donativo para los misioneros cántabros que están en los distintos continentes puede hacerlo en el siguiente número de cuenta:

BANCO SANTANDER: ES61 0049 6742 5321 1632 2385

Si lo desea puede solicitar recibo para desgravar en la Renta antes de que finalice el año.