• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes
  • DONATIVOS MIONEROS DE CANTABRIA


    Haz tu donativo

17 may. 2015

NUESTROS PROBLEMAS PALIDECEN AL PENSAR EN VOSOTROS MISIONEROS

“Nuestros problemas de ‘aquí’ palidecen cuando pensamos en vosotros”, les dice a los misioneros el obispo de Ourense
 El obispo de la diócesis de Ourense, Mons. J. Leonardo Lemos Montanet, en su tarea como pastor de esta diócesis, y con motivo de la fiesta de Pentecostés, quiere estar cerca de cada uno de sus misioneros con esta entrañable carta:
“Ante la proximidad de la Solemnidad de Pentecostés quisiera dirigirme a todos vosotros, hombres y mujeres de esta noble tierra de Ourense, que os encontráis en ‘tierras de misión’ para deciros que os tenemos presente y, aunque son muchas las necesidades de esta ‘antigua’ iglesia particular, soy consciente de que la misión que estáis realizando allende nuestras fronteras nos enriquece a todos y nos ayuda a reconocer que nuestros problemas de ‘aquí’ palidecen cuando pensamos en vosotros y en vuestros trabajos apostólicos
. La Iglesia no tiene fronteras y ya en sus entrañas, desde el primer momento de su historia, se descubre lo importante que es la dimensión misionera; es más, la misión pertenece a la esencia más íntima de la Iglesia.
A lo largo de estos últimos días, la lectura continua del Cuarto Evangelio nos ha ofrecido una bellísima alegoría a través de la cual se hace presente el amor misericordioso de un Dios cercano al hombre y a su historia: el Buen Pastor. Con emoción, cada vez que visitamos la catacumba de Domitila, nos dejamos sorprender por esa antiquísima imagen del joven pastor que lleva sobre sus hombros la oveja descarriada. Es un símbolo elocuente, ya desde la antigüedad, de Jesús imagen visible del Dios invisible, que nos ayuda a reconocer esa gran verdad de que, además, hay otras ovejas que no son de este redil; también a ésas las tengo que traer, y escucharán mi voz, y habrá un solo rebaño y un solo Pastor. El Santo Padre Francisco nos ofrece, con la frescura de su palabra, una expresión actualizada de lo que hace el Buen Pastor que sale a las periferias y busca a los que se han ido, a los alejados, o a los que nunca han entrado en el redil.
Cuando me encuentro con las dificultades de ‘aquí’ me anima a caminar en mi tarea la certeza de los muchos trabajos con los que os encontráis vosotros en cada jornada; a su luz nuestros problemas se eclipsan de tal modo que se convierten en pequeñas escaramuzas en las que, en ocasiones, se enmascaran bastantes comodidades. Soy consciente de que los misioneros y las misioneras os convertís en un fuerte reclamo que nos hace despertar de nuestros ensueños y nos hacer reaccionar contra esos sentimientos que, de una manera tan certera, ha diagnosticado el Santo Padre llamándola pastoral de mantenimiento.
Mis queridos amigos y hermanos: os ruego que nos ayudéis desde ‘ahí’ a descubrir que el único proyecto pastoral que hay que llevar a cabo en estas viejas tierras de Ourense es esa pastoral de misión de la que vosotros sois testigos vivos y cualificados. Os ruego que pidáis mucho por esta vuestra Iglesia Diocesana, por los sacerdotes y los demás agentes de pastoral para que sepamos descubrir que la nueva tarea evangelizadora pasa por una opción misionera capaz de transformarlo todo, de tal modo que las costumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda estructura eclesial se convierta en un cauce adecuado para la evangelización del mundo actual más que para la auto preservación.
Con toda mi alma me encomiendo a vuestras oraciones y pido al Señor y a Santa María Nai que os acompañen en vuestro camino de misión, tanto a vosotros como a vuestras comunidades a las que consideramos como una prolongación de esta Iglesia en Ourense”.
OMPRESS - OURENSE

CONTACTA CON NOSOTROS



C/ Florida nº 3
39001 Santander

Teléfono: 942 22 53 19
Móvil/Whatsapp: 607 41 21 40
Email: santander@omp.es



Si desea realizar un donativo para los misioneros cántabros que están en los distintos continentes puede hacerlo en el siguiente número de cuenta:

BANCO SANTANDER: ES61 0049 6742 5321 1632 2385

Si lo desea puede solicitar recibo para desgravar en la Renta antes de que finalice el año.