• CONCURSO CÓMICS


    Concurso de Infancia Misionera
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • GESTO


    Revista misionera para niños
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes
  • DONATIVOS MIONEROS DE CANTABRIA


    Haz tu donativo

20 abr. 2015

QUE BUENO CAMINAR CONTIGO

Es una especial providencia que la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones coincida en España con la Jornada de Vocaciones Nativas. De hecho, estas están floreciendo en los ámbitos geográficos de la misión donde las comunidades cristianas, al vivir intensamente la dimensión misionera del ministerio de la Iglesia, no se cierran en sí mismas. Como en los comienzos, la comunidad eclesial pide al Señor la vocación para aquellos que están dispuestos a vivir la fe y el amor necesarios para la misión.

Así sucedió al principio, cuando el Resucitado confió a los apóstoles el mensaje: “Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” (Mt 28,19), asegurándoles: “Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mt 28,20). Poco tiempo antes les había escogido como estrechos colaboradores suyos en el ministerio mesiánico. 
Los Doce, llamados “apóstoles”, fueron enviados a recorrer los caminos del mundo anunciando el Evangelio como testigos de la muerte y resurrección de Cristo. A esta actividad evangelizadora se les incorporaron nuevos discípulos, cuya vocación misionera brotaba de circunstancias providenciales, incluso dolorosas, como el ser expulsados de la propia tierra por ser seguidores de Jesús (cf. Hch 8,1-4). Se trata de hombres y mujeres que entregan “su vida a la causa de nuestro Señor Jesucristo” (Hch 15,26). El primero de todos, llamado por el mismo Señor a ser un verdadero apóstol, es sin duda alguna Pablo de Tarso. 
Lo que apremia a estos evangelizadores era “el amor de Cristo”, que, como llama, prendió en innumerables misioneros que a lo largo de los siglos han seguido las huellas de los primeros apóstoles. Ellos recibieron una vocación específica a la misión porque, aunque la tarea de propagar la fe incumbe a todo discípulo de Cristo según su condición, “Cristo Señor llama siempre de entre sus discípulos a los que quiere para que estén con Él y para enviarlos a predicar a las gentes” (AG 23). Este amor de Cristo transformó radicalmente su persona con una invitación sobrenatural, más allá de argumentos humanos. “La vocación especial de los misioneros ad vitam –escribió san Juan Pablo II– conserva toda su validez: representa el paradigma del compromiso misionero de la Iglesia, que siempre necesita donaciones radicales y totales, impulsos nuevos y valientes” (RM 66).
Entre los llamados a la misión ad gentes y de especial consagración para toda la vida están los sacerdotes, misioneros Fidei donum, “que con competencia y generosa dedicación, sin escatimar energías en el servicio a la misión de la Iglesia, edifican la comunidad anunciando la Palabra de Dios y partiendo el Pan de Vida... Se trata de testimonios conmovedores que pueden impulsar a muchos jóvenes a seguir a Cristo y a dar su vida por los demás, encontrando así la vida verdadera” (Benedicto XVI, SCa 26). A ellos se unen los misioneros y misioneras de vida consagrada que, pertenecientes a innumerables institutos de vida contemplativa y activa, “han tenido hasta ahora y siguen teniendo gran participación en la evangelización del mundo” (AG 40). “Gracias a su consagración religiosa, ellos son, por excelencia, voluntarios y libres para abandonar todo y lanzarse a anunciar el Evangelio hasta los confines de la tierra” (EN 69).
Anastasio Gil, Director de OMP 
Tribuna misionera en la Revista Misioneros Tercer Milenio

CONTACTA CON NOSOTROS



C/ Florida nº 3
39001 Santander

Teléfono: 942 22 53 19
Móvil/Whatsapp: 607 41 21 40
Email: santander@omp.es



Si desea realizar un donativo para los misioneros cántabros que están en los distintos continentes puede hacerlo en el siguiente número de cuenta:

BANCO SANTANDER: ES61 0049 6742 5321 1632 2385

Si lo desea puede solicitar recibo para desgravar en la Renta antes de que finalice el año.